17 mayo 2011

Twitter y Facebook (o cómo la gente dejó de pensar)


Hace ya varios años que me metí en el mundo de las redes sociales. Tanto que ahora trabajo en una agencia digital haciendo publicidad para marcas en internet.
Al principio todo era una maravilla, la gente opinaba y sentía que era escuchada. Muchas noticias las supe primero en Twitter y además me enteré que mi primo (que no veía desde el funeral de mi abuelo hace más de 7 años) se había casado sin invitarme. Una verdadera revolución de las comunicaciones.
Pero la gente ya no piensa, no procesa o tal vez nunca lo hizo y gracias a la falta de filtro de las redes sociales nos estamos dando cuenta ahora.

Amigos que alguna vez creí inteligentes (o sobre el promedio) caen fácilmente en trampas tan básicas que me hacen pensar que la evolución está haciendo de las suyas en Facebook. "Entérate quién ve tu perfil" o "Activa el botón de Ya No Me Gusta" son claros ejemplos de que la humanidad se está volviendo tonta.

Los creadores del cuento del tío 2.0 saben que la gente es egocéntrica, voyerista y cliquera. Y lo mejor de todo es que las redes sociales basan su éxito en esas mismas razones. "Yo tuitié la noticia primero", "yo comenté primero", "Luis y Teresa tienen una relación complicada" y "Pregúntame lo que quieras" forman parte de la verborrea digital popular.

Las redes sociales son el hogar de los tontos y flojos. Lo bueno es que no existe la concepción digital... aún. (miedito.com)