27 agosto 2009

La fauna del Transantiago

 

He vuelto a ser peatón. Vendí mi moto. Y eso conlleva, desgraciadamente, ocupar el Transantiago.
Así que estos días he sido muy observador y me he dado cuenta que el sistema de transporte público de Santiago cambia a la gente. Desde el momento en que están en el paradero empieza la mutación. La gente se transforma en animales. La bauticé muy creativamente: "La Fauna del Transantiago".

En los paraderos están los "carroñeros". Estos esperan que la indefensa micro se detenga y atacan rápidamente las puertas traseras. Les da lo mismo si están cerradas, ellos simplemente la desgarran con sus garras hasta abrirlas.

Están también los "ecológicos". Comen helados y botan el palito por la ventana. Comen Super8 y dejan el envase entre los asientos. Para ellos todo es biodegradable.

Existen los "ilustrados". Estos son los que, a pesar de ir la micro llena, abren su diario gratuito y te lo plantan en la cara. Hay otra versión de estos, son los que leen la última copia pirata del libro de moda.

También tenemos a los "SlimFast". Estos creen que caben en cualquier espacio. La micro va llena, no hay espacio ni para respirar, pero ellos encuentran la manera de aplastarte más aún y meterse a la micro, haciéndote el viaje más incómodo.

Podemos encontrar también a los "pajaritos". Son los que silban si la micro no parte y silban cuando la micro parte. Silban cuando no abren las puertas y silban cuando abren las puertas. Silban si la micro va muy rápido y silban si la micro va lenta. Es como tener primavera en el troncal 3.

Otros son los "bisagras". Estos los encuentras frente a las puertas traseras. No se van a bajar pero siempre están ahí. Siempre.

También tenemos a los "parlantes". La mayoría de las veces sus representantes son una subespecie de los humanos, llamados "flaytes". A estos les fascina compartir su música con los demás pasajeros.

Y por último tenemos a los "discapacitados". Les encanta sentarse en los asientos reservados para personas con necesidades especiales (casi siempre son los naranjos o marcados con adhesivos). Quizás es porque ellos lo son.


La gente viaja como animales en el Transantiago porque sencillamente eso es lo que son: ANIMALES.
Creo que sin estos especímenes el Transantiago funcionaría a la perfección.

Si crees que hay más animalitos como estos, te invito a compartirlo en los comentarios.

1 comentario :

Therside dijo...

Jajaja si muy buena clasificación…

yo tengo dos q son los q más me cargan los por asi llamar "Dragones" esos q nunca se lavan los dientes antes de salir y son los q más hablan como mostrandote su agradable olor a perro muerto bucal y los "pegaloco" los q aunq hay mucho espacio en la micro se ponen justamente al lado tuyo y pa más remate si haces el intento de moverte para demostrar q estas incomodo, te miran feo. Mal!

saludos!