31 julio 2008

Tan Hong Ming

El medio en el que trabajo (publicidad) puede ser muy liviano, simple, cruel, inconsciente y comercial. Pero hay veces, excepcionales, en que las ideas pueden comunicar algo bello y positivo. Son difíciles de encontrar y tal vez por eso mismo son tan magníficas cuando por fin las descubres.
Aquí les dejo un spot de un niñito chino (totalmente real, ojo) que está enamorado secretamente de una compañera de curso. Noten la reacción del niño cuando aparece en escena su no-china enamorada a responder algunas preguntas.
Realmente hermoso. Los niños no distinguen colores y tenemos que aprender de eso todos los demás.





Vía: Llámame Lola

3 comentarios :

Rony Cepeda dijo...

Papelucho in love...
la película!!!

es igual el chinito
la cagó...

Alepacita dijo...

Buenisisisimo y muy tierno....


Asi es la sencilles y la honestidad d elos niños!!!



Saludos

Lorena dijo...

WOW!!!! q hermoso!!!!
Viva la sensibilidad intercultural!!
y vivan todos los que por dentro reaccionamos igual q el niño cuando sabemos q estamos con la persona precisa en este mundo y nos corresponde de la misma forma.
Besitos Amor