03 noviembre 2006

Ubuntu


ubuntu

Ya lo decidí, me cambio. Viva el cambio dirían unos. Estuve probando Ubuntu de Linux hace unos meses, hasta que dejé la cagá y tuve que formatear el disco de mi laptop y colocar exclusivamente, el ya aburrido, Windows XP con el que venía originalmente.
Tuve Ubuntu y XP corriendo juntos, con algunas maniobras que realicé con el Partition Magic. Me habían llegado los 5 discos que encargué por correo y gratis, uno se lo dí a mi nena (Lore de mi amor), otra a mi hermano (para que lo colocará en el PC de la casa, que ahora es exclusivo de él) y dos los dejé para algún regalo "open source". Así que me decidí a instalarlo, tenía muchas ganas de salirme de el mundo Windows y entrar a la libertad de Linux, pero me creaba problemas el hecho de que tendría que aprender algunos comandos, me faltaría Photoshop (se que me va a costar acostumbrarme a The Gimp) y en general acostumbrarme a todo un mundo nuevo. Me reconozco un chico Windows y se que será duro el cambio, pero todo costará menos, ya que tengo las ganas de salirme de la prisión que es Windows.
Bueno, ahora tengo que esperar mis vacaciones de verano, para así tener todo el tiempo del mundo para volverme "open source" y aprender a ocupar los programas libres y dejar completamente de lado a Windows y dejar a mi pinche laptop (que por fin tiene nombre: FARSOK) con el fantástico UBUNTU DE LINUX.
Cámbiense uds. también, es súper rico.

No hay comentarios. :